fbpx

MISIÓN

Somos madre e hija enamoradas de la cocina y nutrición; ofreciendo un producto que consumimos diariamente porque nos cambió la vida y queremos cambiar la vida de los demás para mejor, con la opción de una colación que te da energía, nutre y sacia!!
Nuestra misión en la vida es poder sumar y mejorar la nutrición en el mundo con nuestras tsanpaz que es un producto realmente natural y que solo sabe beneficiar al cuerpo humano. Para todos aquellos que saben y cuidan lo que comen, para todos aquellos que están en busca de sentirse mejor.

VISIÓN

Ofrecer más que un producto saludable. Lograr cambiar hábitos, todo en beneficio a que el cuerpo se sienta y rinda mejor. Lograr ser parte de bajar el índice en obesidad en México. Lograr que los seres humanos aprendan a conocer lo que es sentirse mejor y dejar de comer por ansiedad. Lograr ser semillas que germinen en conciencia en los demás.

HISTORIA

Comenzamos hace 5 años, tomando un curso del ritual de hacer tsampa tibetana, nos gustó mucho la receta y yo las guarde y mi mama en algún momento a una prima con una enfermedad degenerativa se las empezó a vender, porque le cayeron muy bien para digerirlas, lo cual en sus últimos días de vida, al igual que mi abuela se alimentaron de tsanpaz. Yo sin consumir carne desde hace 23 años siempre con hambre, buscando colaciones naturales…. Un día embarazada de Lucca me sentía muy baja de energía…. fue cuando las empecé a consumir tsanpaz y se me quitaron los calabrés, estreñimiento, baja energía y hambre en cuanto las empecé a consumir, de sentirme tan tan bien todos los días ya había un par de tsanpaz en mi alimentación.
Me pareció muy buena idea ayudar a mi mama a que creara en su cocina que tanto le gusta tsanpaz y después de dos años que fuimos tropical izando la receta, mejorándola, sacando las presentaciones y la respuesta de la gente que si busca un producto que le beneficie nos motivó muchísimo !
Y poco a poco nos fuimos apasionando más y más el poder aportar un producto que es original y de sabores fuertes porque no se disfraza con saborizantes, ni endulzantes porque es realmente natural.